TEORIA DEL CARGO Y EL ABONO

Para comprender el presente punto vamos a identificar con una T grafica, el significado de una cuenta, la cual tiene un titulo y dos apartados, una para registrar débitos y otra para registrar los créditos. Toda operación registrada en el DEBE de una cuenta se conoce como cargo o débito y toda operación registrada en el HABER se conoce como abono o crédito.

Aplicación de los términos “DEBE” “HABER” “CARGO” Y “ABONO”

 Estos términos se conservan desde la época del Renacimiento, cuando se empleaba latín en libros de registro de contabilidad. Su equivalente es “DEBITUR” Y ” CREDITUR”. En efecto, para referirse al lado de la cuenta afectada con cada transacción, se utilizan las palabras “DEBE” y ” HABER”, que indican respectivamente los lados izquierdos y derecho de una cuenta. Su empleo deviene de las operaciones realizadas entre personas o entidades comerciales y en las cuentas o registros abiertos con tal objeto en la contabilidad. Se dice que ” debe” la persona “deudora” y ha de haber la persona acreedora.

Cada transacción anotada en  el debe de una cuenta recibe los  nombres de cargo o débito y cada partida anotada en el haber los nombres de abono o crédito.

Por que y Como las cuentas de Activo deben tener saldo Deudor:

El razonamiento es muy sencillo. En efecto, si inspeccionamos la ecuación patrimonial de cualquier tipo de negocio, el Activo siempre será más alto que el Pasivo. Ya vimos, así mismo, que estos primero se cargan, es decir se le anotan cantidades del lado izquierdo del esquema de una T grafica y que jamás, de ningún  registro puede salir mas de lo que ingreso. Por eso los activos en la generalidad de los casos tienen saldo deudor.

Por que las cuentas patrimoniales y de pasivo tienen saldo acreedor:

Los intereses financieros, ya sea estos del propietario o de los acreedores, identificados por una cuenta de contabilidad, primero se acreditan o se abonan y después se debitan o cargan.  En otras palabras,  primero se crea la obligación la acreedora y después se afecta. En ningún caso se le puede cancelar más a un acreedor. Hasta el hecho mismo de identificar  con la denominación de acreedores a las personas o entidades que conceden préstamos o mercaderías al crédito, consolida el crédito que las tipifica como cuentas de saldo acreedor.

Determinación de un Saldo:

   Así como el capital de un negocio se establece por la diferencia entre el activo menos el pasivo, el saldo de cualquier cuenta  se determina también comparando los cargos y los abonos. Es decir, deduciendo el total del DEBE el total del HABER para las cuentas de activo y gastos, pasivo, capital y productos. En ambos casos, el, margen constituye el saldo de una cuenta en particular. Es necesario insistir que los renglones de activo y gastos, por regla general tienen saldo deudor, en tanto que los rubros de pasivo, capital y productos tienen un saldo acreedor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: